20 de enero de 2019

PRÓXIMA MANIFESTACIÓN EN TODA ESPAÑA


OTRA MARCHA MASIVA EN EL PAÍS VASCO




El primer aniversario ha sido, otra vez, multitudinario. Los pensionistas vascos, la vanguardia del resto de los españoles, han vuelto a manifestarse hoy de forma masiva en las calles de Bilbao para recordar a todos los partidos y al Ejecutivo socialista, que el establecimiento de la pensión mínima en 1.080 euros y el blindaje constitucional de la subida anual en base al IPC, no es la típica demanda de un día. Además de las concentraciones de todos los lunes frente al Ayuntamiento de Bilbao, los pensionistas, un movimiento transversal, ha vuelto a reclamar un año después de la primera movilización, “pensiones justas” con carácter inmediato, pero también para las futuras generaciones, a quienes les auguran un futuro de pobreza si no se consolida un sistema que les garantice recursos.

Esta tarde, muchos jubilados, diezmados por la gripe, el frío y la previsión de lluvias, no han logrado la cifra de 110.000 que acreditaron el pasado 17 abril de 2018, pero familias de tres y hasta cuatro generaciones de vascos se han sumado a la convocatoria que ha resultado masiva desde que ha salido justo frente a la sede de la patronal vasca Confebask con el grito ya habitual de “por unas pensiones justas”. Ha terminado poco después de las 18,30 horas en el Ayuntamiento de Bilbao reclamando un pacto de Estado que las blinde para siempre.

“2019 es un año clave y vamos a seguir manifestándonos, pero sumando cada vez a más colectivos, a los jóvenes, a los trabajadores, a las mujeres. Esto es de todos, y los logros son para todos. Cada día es más importante esta lucha que vamos a mantener sí o sí”, ha asegurado Jon Fano, uno de los portavoces del movimiento, minutos antes de comenzar la marcha, junto a la sede de la patronal vasca.

Salimos desde Confebask porque queremos denunciar la precarización a la que ciertas organizaciones empresariales someten a grandes sectores de esta sociedad, especialmente a los jóvenes y a las mujeres. Y tiene que quedar claro que es imposible una pensión digna sin un salario digno”, han leído los portavoces de las plataformas de jubilados en el Ayuntamiento de Bilbao.

Los jubilados han conseguido con su lucha poner el tema de las pensiones en la agenda política. De hecho, las pensiones en general han subido un 1,7% en 2018 y van a hacerlo otro 1,6% en 2019. Pero también han logrado que las pensiones mínimas lo hagan en un 3% en ambos años; que la base reguladora de las pensiones de viudedad pase al 60% este año aunque con efecto limitado, y que la aplicación del factor de sostenibilidad se prorrogue hasta 2023.

"Esta es una lucha de dignidad en las calles", ha declarado Andrea Uña. "Después de un año de lucha por los 1.080 euros para reducir las brecha de género, acercando las pensiones de las mujeres, sobre todo de las viudas, no vamos a claudicar".

El miércoles se reunieron todas las plataformas de jubilados del País Vasco y de Navarra, y diseñaron una nueva estrategia hasta mayo. El 26 de ese mes se celebrarán las elecciones y antes de la campaña los jubilados quieren celebrar una gran movilización en la que no solo estén los pensionistas, sino que se sumen otros colectivos. "Es evidente que buscamos un impacto electoral, pero no nos movilizamos solo en vísperas electorales, llevamos ya un año y queremos que se comprometan, que no hagan proclamas vacías y que nos acerquen, al menos, a las demandas básicas que hemos planteado"

ESTO ES LO QUE QUEREMOS


17 de enero de 2019

UNA LUCHA DE RESISTENCIA



Se han cumplido dos años de existencia de la Coordinadora Estatal en Defensa del Sistema Público de Pensiones (COESPE). Las movilizaciones convocadas por esta Coordinadora han sorprendido a todos por su fuerza, por el apoyo social recibido y, lo que es más sorprendente, por la continuidad y sostenibilidad de las mismas en estos dos años.

Nuestra tabla reivindicativa y demandas se han llevado a todas las instituciones del Estado, se han debatido las mismas en Ayuntamientos, Comunidades, y se han registrado y entregado en el Congreso de los Diputados a los distintos partidos políticos. Nuestra tabla y demandas se han llevado, y lo vamos a seguir haciendo, de forma continua a las calles y plazas de la mayoría de ciudades y pueblos del país con un apoyo masivo de pensionistas y ciudadanos.

Hace dos años la situación cerrada y de bloqueo del Gobierno, aplicando políticas austericidas continuas de recortes, sustentadas en las reformas laborales y de pensiones aprobadas en el trienio 2010-2013, habían llevado a jóvenes, trabajadores y pensionistas a un deterioro continuo en sus condiciones de vida. Los salarios de miseria impuestos con las reformas laborales del PSOE (2010) y PP (2012), provocaron una disminución de ingresos en la SS; y por otro lado, las reformas de pensiones de los mismos partidos en 2011 y 2013 nos llevaron a 9 millones de pensionistas, con sus factores de empobrecimiento a pensiones de miseria.


El 20 de diciembre del 2016 la Coordinadora inicia en Madrid las movilizaciones con la participación de miles de personas, movilizaciones que se extienden por todo el Estado denunciando el 0,25% y las nefastas reformas de pensiones, origen del deterioro del Sistema Público de Pensiones (SPP). La respuesta del gobierno ha sido siempre la misma: recortes, pérdida de derechos y mantenimiento de reformas regresivas.

La indignación generalizada alcanza su máxima expresión el 22 de febrero de 2018, cuando más de 40.000 personas rodean el Congreso en Madrid y cientos de miles de personas en Barcelona, Bilbao, Sevilla, Valencia… dicen basta y exigen pensiones dignas . El 22F marca un antes y un después en el movimiento pensionista. El Gobierno, alarmado por la contestación social, cambia el discurso y donde decía que no había dinero para los pensionistas, empieza a negociar con otros partidos (C’s y PNV) subidas, rompiendo su norma del 0,25%.

Mes a mes, semana a semana del año 2018, millones de pensionistas y ciudadanos se lanzan a las calles el 17 de marzo, 16 de abril, 5 de mayo, 27 de mayo, 19 de junio, en decenas de ciudades y centenares de pueblos convocados por la COESPE, llevando a cabo un ciclo de movilización social sostenido en el tiempo, solo homologable por su intensidad y fuerza a las movilizaciones de la Transición de 1977. Es evidente, y lo han afirmado los sociólogos, son las mismas personas que lucharon por las libertades políticas las que no admiten que se les roben sus derechos como pensionistas.

Hoy, con el Gobierno del PSOE, vivimos una situación análoga: no se garantiza la revalorización de nuestras pensiones después del 2019, no se ha suprimido el 0,25 ni los factores de empobrecimiento; las reformas laborales y de pensiones siguen vigentes. Por tanto vemos mucho de gesticulación pero poco de realidades.


CONTINUAREMOS EN LAS CALLES HASTA CONSEGUIR:

A) Una reforma integral del Sistema Público de Pensiones, basada en nuestras propuestas presentadas a la ministra Magdalena Valerioel pasado 31 de julio, que resuelva de forma definitiva las graves desigualdades existentes hoy en día y que asegure las pensiones de mañana.

B) Un debate abierto a toda la sociedad, que aborde todos los problemas del SPP y el porqué se ha llegado a esta situación.

C) Una mesa de negociación y diálogo, donde, además de otros colectivos implicados, estemos representados los verdaderos afectados.


La celebración de la lll Asamblea Estatal de la COESPE el día 11 de enero de 2019 en Madrid, ha ratificado la continuidad de las concentraciones y manifestaciones durante este año; así el próximo día 2 de febrero, sábado, se celebrará una nueva movilización general contra el Real Decreto 28/12/2018 del gobierno, donde una vez más, se aplaza la solución de los problemas del SPP, se niega a desarrollar un amplio diálogo social y vuelve a la situación de parálisis en la búsqueda de una solución integral. La lucha de los pensionistas es una lucha de supervivencia, una lucha que no podemos perder.

Leopoldo Pelayo

Miembro de la Comisión Estatal de Comunicación de COESPE

30 de diciembre de 2018

DEBAT PÚBLIC DE PENSIONS


PRODUCTOS DE AHORRO-JUBILACIÓN

Este miércoles 28 de noviembre, quedaron concluidas las ponencias sobre seguros que organizaba ADICAE. En esta última ocasión se pudo abordar un tema candente, como es el de productos de ahorro para la jubilación. Durante el acto se pudo escuchar la valoración de César García, Doctor en Derecho del Seguro y Javier Marcos, actuario. Ambos pusieron sobre la mesa las opciones que existen en torno a la figura del ahorrador para la obtención de productos de ahorro-jubilación que puedan recoger las necesidades de los consumidores. Durante la jornada, Jesús Díaz, abogado de ADICAE, fue dando paso a los distintos asistentes de toda la geografía, que pudieron participar e intervenir a través de la videoconferencia realizada. El debate sirvió para dar respuesta a muchas de las preguntas que formularon los distintos consumidores.



ADICAE realiza esta actividad con el fin de informar y formar a los consumidores sobre cómo contratar su seguro y así fomentar una cultura del seguro a medida entre los usuarios. Con el lema de: “Por una contratación de productos desde un enfoque crítico, meditado y responsable a nivel estatal” se aborda en esta tercera sesión la contratación de seguros de hogar.

Este acto forma parte del proyecto “Consumidores a todo riesgo: Los consumidores por un uso eficaz de los seguros, y unos productos de ahorro jubilación transparentes, rentables y solventes”, con el que ADICAE quiere conseguir la transparencia en materia de rentabilidad, solvencia y liquidez en los diferentes seguros de ahorro. Promover entre los consumidores la revisión y mejora de sus seguros contratados, así como capacitar al consumidor para la contratación del seguro. Estas jornadas se desarrollan con la colaboración de la Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición (AECOSAN).

29 de diciembre de 2018

¡LO HAN VUELTO A HACER!



Lo han vuelto a hacer... Dicen una cosa y hacen otra.

Por eso... ¡Gobierne quien gobierne, las pensiones se defienden!

Aunque el borrador del decreto recogía la vuelta a la revalorización de las pensiones según el IPC de forma indefinida, lo que ponía fin a las subidas del 0,25%, finalmente el Gobierno aplaza el nuevo mecanismo de revalorización. El Ejecutivo se compromete a establecer ese nuevo mecanismo en el plazo de seis meses, a través de la negociación con los sindicatos y la patronal y "de acuerdo con las recomendaciones" del Pacto de Toledo. 

¡¡Ojo!! Con los sindicatos mayoritarios, ya aprobaron la reforma de 2011.

Acceso al artículo de ElDiario.es en este enlace

24 de diciembre de 2018

SUBEN LAS PENSIONES



R. P. 19.12.2018 | 15:17

Las pensiones volverán a subir el próximo año 2019 y lo harán un 1,6 por ciento (un tres por ciento el caso de las mínimas). Al menos esa es, por ahora, la promesa del gobierno presidido por Pedro Sánchez. El año pasado la decisión del ejecutivo del PP presidido por Mariano Rajoy de elevar estas prestaciones sólo un 0,25 por ciento incumpliendo la norma de que las jubilaciones suban tanto como la vida, hizo que cientos de pensionistas se echaran a las calles en manifestaciones que tuvieron lugar en numerosas ciudades de España. La imagen de indignación y de protesta es la que parece ahora querer evitar el ejecutivo de Sánchez a las puertas de un 2019 que podría ser un triple año electoral con comicios a nivel autonómico, local y europeo. Eso, claro está, si no se producen las cada vez más probables elecciones generales. Pero ¿en qué se traduce esa subida del 1,6 por ciento?

Hace unos meses os contábamos (en este artículo lo puedes leer) el importe medio de la pensión en España. En nuestro país se paga de media una pensión de jubilación de 958.56 euros (según datos del pasado mes de octubre en el que, evidentemente, ya se tienen en cuenta las subidas de este año). Por tanto, teniendo eso en cuenta si a esa cantidad le aplicamos una subida del 1,6 por ciento eso significa que esa pensión media subirá el año que viene unos 15 euros al mes.

Contando las 15 pagas (12 mensualidades más dos extras), los jubilados de nuestro país tendrán de media unos 240 euros más para gastar al año. Pero ese plan del gobierno aún tiene que pasar la "purga" del resto de los partidos políticos.¿Es esa pensión demasiado alta o demasiado baja? En este artículo te contamos hace varias semanas lo que se paga de media en Alemania a quién cobra este tipo de tributos.

Las pensiones mínimas, eso sí, tendrán una subida mayor. Será, en este caso, del 3 por ciento. Pero ojo que las de viudedad podrían no subir tal y como te contamos en este artículo en el que te contábamos hace meses el "truco" que había aplicado el gobierno a quienes reciben un complemento específico para aumentar un poco más su jubilación.

Por poner una media el pensionista que cobre 1.000 euros al mes en números redondos recibirá una subida de 16 euros al mes. De nuevo esos 240 más al año que pueden hacer que los pensionistas se muestren contentos con una subida que en no pocas ocasiones mejora la vida de toda una familia con personas en paro que viven de las pensiones que reciben los mayores de la casa.

20 de diciembre de 2018

LAS PENSIONES SÍ PUEDEN PAGARSE



Por Javier F. Ferrero

Como decía Borja Suárez, de Economistas frente a la Crisis, en una entrevista en ElDiario.es, pensar que van a desaparecer las pensiones públicas, es como pensar que a lo mejor dentro de 30 años no hay democracia. El Banco de España se apoya en supuestos poco defendibles para avalar que las pensiones no se pueden pagar y que va a ser necesario cambiar el sistema.

Datos más realistas desmienten al organismo y confirman que España sí puede pagar las pensiones, aumentando el número de pensionistas en relación a la actualidad, manteniendo el poder adquisitivo y sin necesidad de recortes.


El Banco de España no tiene competencias para hacer predicciones sobre la sostenibilidad del sistema de pensiones. El objetivo es generar incertidumbre, meter miedo de que el sistema no es sostenible en estos términos para que la gente empiece a contratar planes de pensiones. Al apoyar estos planes privados de pensiones de la banca, su credibilidad a este respecto está muy en entredicho.

Los supuestos en los que se basa el Banco de España para mantener sus tesis carecen de rigor y credibilidad en comparación con los presentados en el Congreso de los Diputados por la AIReF, la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal, que es la entidad que, oficialmente, tiene la responsabilidad de velar por la sostenibilidad de las cuentas públicas.

La AIReF está demostrando con una elaboración de informes mucho más rigurosa y escenarios mucho más sensatos que las pensiones se pueden pagar y que se puede mantener el poder adquisitivo sin problema alguno.

El Banco de España se basa en el The 2018 Ageing Report, de la Comisión Europea, que para el promedio del periodo 2018-2050 estima que la tasa de crecimiento del PIB será del 1,2% anual, mientras que el escenario construido por la AIReF prevé un crecimiento del 1,6% por año. Para llegar a estas conclusiones, el Banco de España considera que la población en edad de trabajar se reducirá en España durante ese periodo en cuatro millones de personas, mientras que para la AIReF se mantendrá en los niveles actuales (30 millones). Por otra parte, para el Banco de España la tasa de paro no bajará durante más de treinta años, desde ahora hasta 2050, del 12,6%, mientras que para la AIReF irá bajando hasta entre el 7% y el 9%.

En este gráfico puede verse que la predicción de AIReF. El nivel de gasto en pensiones en porcentaje del PIB no sería del 16% del PIB, como supone el Banco de España, sino más bien del 13,4%, lo cual es una cifra inferior a diez países de la Unión Europea.


Para la Unión General de Trabajadores (UGT), siguiendo las estimaciones de la AIReF, indica que si “si se tomasen medidas adicionales que hicieran que la inmigración anual aumentara en 50.000 personas por año, la fecundidad lo hiciera en 0,1 hijos por mujer de aquí a 2050, la esperanza de vida creciera en 3 o 4 años hasta 2050, la productividad se incrementara 0,2 puntos anuales en el periodo, la tasa de actividad fuera dos puntos y medio más elevada en 2050 y la tasa de paro dos puntos y medio más baja, el gasto en pensiones en porcentaje del PIB se reducirá en 1,3 puntos del PIB en 2050, del 13,4% al 12,1%“.

Es decir, según UGT, el gasto en pensiones sería muy poco más que el actual, medio punto más de PIB (e inferior en este caso al de 15 países de la UE y al de la media de la UE-27), pero con un 50% más de pensionistas y manteniendo durante estos años el poder adquisitivo.

19 de diciembre de 2018

DOMICIANO SANDOVAL EN A3 SOBRE LAS PENSIONES


EL GOBIERNO COMPENSARÁ LAS PENSIONES CON EL IPC DE NOVIEMBRE


El Gobierno ha decidido compensar las pensiones en 2018 con la inflación de noviembre, con lo que tendrá que abonar a los pensionistas la décima de diferencia entre la revalorización de las pensiones presupuestada (1,6 %) y la tasa anual de IPC del mes pasado (1,7 %).

Fuentes gubernamentales han explicado que se ha optado por hacerlo así porque en diciembre es posible que la inflación no supere el 1,6 %, con lo que los pensionistas se quedarían sin compensación.

Hace unas semanas el Ministerio de Trabajo detalló que cada décima al alza de la inflación respecto a la subida de las pensiones tendría un coste para la Seguridad Social de 128,6 millones de euros.

Las mismas fuentes gubernamentales han explicado que el año que viene la Seguridad Social ingresará unos 1.500 millones de euros adicionales por la actualización de las bases de cotización, con una subida que será del 22,3 % para las bases mínimas del régimen general (la misma que para el salario mínimo interprofesional) y de alrededor del 10 % para las máximas.

16 de diciembre de 2018

COMUNICADO DE AGRADECIMIENTO

¿TE FALTA POCO PARA LA JUBILACIÓN?, ESTO TE INTERESA




Lo llaman la "cláusula de salvaguarda" y está a punto de extinguirse si el Gobierno no lo evita. La reforma de las pensiones de José Luis Rodríguez Zapatero de 2011 endureció las condiciones de jubilación en España, como la edad ordinaria de acceso o los años cotizados exigidos para recibir el 100% de la pensión. El Ejecutivo socialista excluyó de estos nuevos criterios a las personas que habían perdido su empleo antes de la publicación de la reforma o que iban a abandonar sus puestos por un ERE o acuerdos ya suscritos con sus empresas. Sin embargo, Mariano Rajoy limitó esta ventaja: hasta el 1 de enero de 2019. La fecha se acerca y hay "miles" de posibles afectados por este cambio, según los sindicatos. 

Las organizaciones de trabajadores exigen al Gobierno que derogue este límite impuesto por el PP antes de que concluya el año. Fuentes del Ministerio de Trabajo reconocen que existe una propuesta de los agentes sociales en este tema y explican que "se encuentra ahora pendiente de los informes que se están elaborando sobre ella en el seno de las diferentes Entidades de la Seguridad Social concernidas". Estas fuentes sostienen que tras la fase de estudio la Administración debatirá con los sindicatos y la patronal "cuáles son las respuestas que se pueden dar a este tema". 

Conocer el número exacto de personas desempleadas que se verán perjudicadas por la desaparición de esta cláusula es "muy complicado", explica Carlos Bravo, secretario de Políticas Públicas y Protección Social de Comisiones Obreras. La cláusula blinda de los criterios de jubilación de la reforma de 2011 a los trabajadores que se quedaron sin empleo de manera individual antes de la publicación de la norma (agosto de 2011), así como a los que salieron de sus puestos en despidos y acuerdos colectivos pactados antes de ese agosto y los que ya habían accedido entonces a la jubilación parcial o a planes para acogerse a ella.